pastillas valda lata antigua

Valda historia de nuestra infancia

En su caja de cartón amarilla, con cantos blancos; un dibujo de un par de pastillas, verdes, muy verdes en el frente. Y letras negras con la fórmula y las propiedades medicinales en la parte trasera. La caja venía envuelta en papel celofán y, cuando la abrías, encontrabas las pastillas dentro de otra bolsa. Verdes, muy verdes, eran pastillas de menta, rebozadillas en azúcar y parecían gominolas.

Las Valda en la etapa de la infancia

Esa era la imagen que ofrecían en la farmacia, recién compradas. Pero la auténtica, la que de verdad asocio a mi infancia, era la imagen de esa misma caja, al cabo de unos días, dentro del bolso de mi madre. El celofán exterior roto, la cajita arrugada de un modo imposible, la bolsa interior semisolidificada, con las pastillas fundidas entre sí, dibujando lomos de menta increíbles… pedías una y había que “cortarlas” para poder separarlas…

Pastillas Valda historia

Esta pastilla ha sido inventada por el farmacéutico Henri-Edmond Canonne , en su dispensario en 49 rue Réaumur en París, la marca registrada en el registro comercial del Sena en 26 de septiembre de 1900 y la venta se empezó en 1903 a un costo de 1,50 francos por caja de 105 gramos. El personaje del Médico Valda a lo largo de la primera campaña publicitaria ha sido imaginado por Georges Grellet . Los principios de la marca “valda” corresponde a la contracción de 2 palabras de procedencia latino, valetudo (“salud”) y atreverse (el verbo “dar”). Mas recientemente han creado las pastillas Vakda sin azucar.

Pastillas Valda sin Azucar

Pastillas Valda con Menta Sin Azùcar “Entre Pecho y Espalda Pastillas Valda, decía la publicidad” Como son las Pastillas Valda con Menta Sin Azucar Son Caramelos con sabor a menta que despejan la nariz, suavizan y refrescan la garganta. Permiten sentirse más aliviado en estados catarrales o gripales. Cómo se toman las Pastillas Valda. Se aconseja tomar los caramelos Valda, una vez que lo consideres primordial, para aliviar estados gripales y nariz congestionada. Las pastillas Valda llevan refrescando la garganta y despejando la nariz a partir de 1903. Valda no es apto para celíacos.

Coleccionismo latas antiguas

El coleccionismo de objetos vintage nace gracias a personas nostálgicas del pasado que buscan estos objetos para recordar tiempos idos. Es ese el concepto por el cual por ejemplo, encontramos muchas personas que nos escriben para que los pongamos en contacto con los coleccionistas. Las latas antiguas que contenían las pastillas Valda o simplemente galletas u otros objetos no escapan a este razonamiento. Aquí debajo puedes ver una lata original de pastillas Valda de 1960. Siguiendo este enlace puedes ver dichas latas por ti mismo. Y tu que opinas al respecto? Te espero en los comentarios.

Comenta con Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.