Recordando al inolvidable grupo Almendra

Los cuatro componentes de la banda eran compinches del Instituto San Román. De la unión de las bandas Los Sbirros y Los Larkings (alineadas por compañeros de distintas divisiones) nació Almendra allá por 1967.

Este grupo es considerado brazo de una trilogía preliminar del rock argentino, cerca de Los Gatos y a Manal. El primer simple, “Tema de Pototo” / “El mundo entre las manos”, fue lanzado en septiembre de 1968 y la resonancia inmediata provino del lenguaje refinado, los arreglos orales poco comunes y la poesía lírica de las composiciones, que contrastaban con los estribillos del beat de moda.

Los primeros shows fueron en Rosario y Córdoba, acompañando a Johnny Tedesco. «nos mandaban a ser posible a clubes adonde la gente quería saludar a Los Iracundos o a Jolly Land y nosotros ibamos vestidos con camisetas, cuando los otros tipos iban con trajecitos de lamé y corbatita. (…) Para nosotros era como una pelea abriendo orejas», relata Del Guercio (E.abalos, pag 100).

En 1969 llegó la consagración, con incontables presentaciones en vivo, entre las cuales sobresalen la época veraniega en Mar del Plata, el Festival de la Canción de Lima, Perú, y el Festival Pinap, organizado por la revista homónima. Todo este éxito los catapultó a grabar el primer Lp (“almendra”, 1969) y, casi inmediatamente, el segundo compacto, de doble duración, en 1970.

Esta trascendencia repentina los condujo a inacabables expediciones y shows, que desgastaron la relación entre los musicos. A límites de 1970, Almendra se disolvía. Una de sus últimas apariciones fue en el B.a.rock de ese año, ante 10.000 personas. «la carrera de Almendra fue estrecha aunque en extremo intensa -comenta Del Guercio-. Igual fue un corte medio abrupto para la gente, porque cuando nos separamos se estaba generando cada vez más adherencia hacia nosotros» (E.abalos, pág 102).

En diciembre de 1979 se produjo el recuentro. A solicitudes del productor Alberto Ohanián se organizaron tres presentaciones en el estadio Obras (en las cuales se registró el primer álbum en vivo en el Templo del Rock y a más se filmó para una película que jamás llegó a compaginarse) y una gira territorial que abarcó las grandes ciudades del interior. La prensa especializada calificó despectivamente al regreso de Almendra como “comercial”.

Almendra tuvo un segundo regreso hacia finales de 1980, cuando grabaron “El valle interior” y lo presentaron en Obras los días 7 y 8 de diciembre como prólogo a una gira nacional. La última presentación fue en el Festival de La Falda, el 15 de febrero de 1981.

Comenta con Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.