Origen e historia del Rasti

Su origen se remonta a la empresa familiar alemana Modellspielwaren Dr. Hasel & Co., con sede en Reichartshausen (Baden-Württemberg). Posteriormente, entre los años 1960 y los años 1970, fue fabricado en Argentina por la fábrica Knittax. Dale Dale clicl AQUI  para leer una nota sobre rasti en la pàgina.

Habiendo logrado una popularidad considerable en el mercado de juguetes de Argentina, el Rasti se exportó a países como Canadá y Alemania hasta que su producción pasó a Brasil cuando la licencia fue otorgada a la empresa Hering y se continuó fabricando allí por algunos años aunque con una calidad no tan cuidada como en su época argentina. La empresa argentina Dimare compró las matrices y derechos de fabricación en 2002 y retomó su fabricación en 2007

Rasti fue el preferido de muchos chicos de esa época como entretenimiento y motivador de ideas, un juego-juguete que permite construir por encastre juguetes que la fantasía infantil puede imaginar. Fue sinónimo de construcción inteligente, de sistema constructivo durable, resistente («Rasti-Resiste» era el eslogan de las cajitas), pero, sobre todo, el Rasti es una marca registrada de la nostalgia y de los buenos tiempos de la Argentina industrial de los años 1960.

Su método constructivo permite el encastre de piezas mediante presión y traba por deformación del plástico semirrígido (polipropileno) del cual están hechas. Esto, a diferencia de otras marcas hechas con plásticos rígidos (ABS), evita el rozamiento y desgaste entre los encastres de las piezas (pines) y la superficie interna de los bloques, impidiendo así la fragilidad e inestabilidad de los modelos armados y proveyendo una robustez no conseguida hasta ese momento con los sistemas de bloques de construcción tradicionales. Pero debido a este mismo sistema de encastre entre las piezas, no es viable que tenga piezas planas grandes de superficie, lo que lo limita frente a otros sistemas.

El bloque básico principal tiene 2×4 encastres; a partir de allí surgen por división o duplicación de sus medidas otros bloques, por ejemplo 2×2, 1×2, 1×4, 1×1, y en mitad de altura las tiras de 2×8, 2×16 y 2×32. Además de una larga serie de accesorios como ejes, ruedas, engranajes, orugas, cadenas, hélice, ganchos, puertas, ventanas, tejas, para permitir el armado de juguetes con mejor grado de realismo y detalle.

La calidad con que fue fabricado el Rasti en Argentina (los ejes eran de acero cromado con puntas plásticas de encastre) estuvo tan bien lograda y su popularidad fue tan grande, que el término «Rasti» se hizo de uso común y se utiliza hoy en día como sustantivo genérico para describir a los objetos que se arman o desarman en piezas: «lo vas armando como un Rasti» o «se desarmó como un Rasti».

En Europa, sin embargo, con nuevos colores aunque con las mismas piezas básicas que deslumbraron a los chicos de Argentina en los años 1960, el Rasti siguió impactando aún después del nuevo milenio («Rasti-2000»).
Entre las presentaciones más conocidas se encontraban los sets Minibox 600, Multibox 800, los kits técnicos 501 y 502, las tres variantes Rasti Mobil (202, 203 y 204), el Motobox 45 y su versión más completa el Motobox 90, y la caja más grande y completa: la Starbox 1000.

Las presentaciones a partir de 2007 son cuatro líneas principales —Transporte, Construcción, Motobox y Extrema (Dinosaurios)— seguidas de un número que indica la cantidad de piezas que contiene el kit.

Comenta con Facebook

4 comentarios

  1. Me gusta tú página muy ordenada y también el contenido, vi tu video en fanporfan y decidí echarle un vistazo y te felicito por los videos y la página, sigue así, no te desanimes.

    Si me dejas hacer una critica constructiva, lo único que debería modificar son los colores y hacerlos combinar un poco más, cambiar el naranja por un azul suave, solo es un consejo espero no lo tomes a mal.

    De nuevo felicidades sigue adelante Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.