colectivo miniatura

Historia del colectivo 109 miniatura

No es una noticia reciente. Es de 2018, pero gestos de este tipo vale la pena recordarlos y ponerlos de manifiesto siempre. Y ahora veremos el porqué. Jorge Ignacio tiene 60 años y es mecánico a partir de los 21. Formó el autobús más diminuto de todo el mundo que es una copia de un interno de la línea 109 de Buenos Aires. Se lo puede ver en circular con chicos, por la plaza de barrio Villa Real.

Abuelo simpatico construye un colectivo para su nieta

El tierno gesto de un abuelo porteño ha cautivado a centenares de vecinos y transeúntes. Jorge “Bocha” Ignacio fabricó un “mini” colectivo para que su nieta Candela paseara por la plaza del barrio. Jorge, de 60 años, es mecánico de colectivo a partir de los 21 años. Durante su carrera se desempeñó en diversas líneas bonaerenses y actualmente labora en la Línea 109 (Liniers Correspondencia Central).

Origen de la idea del colectivo

Según informes, hace ciertos años, Jorge vio que su nieta Candela se cansaba bastante al jugar con su karting Jeep a pedal. El carrito era bastante pesado y había que hacer mucha fuerza para moverlo. Frente a esto, Bocha le colocó un motor eléctrico y Candela ha podido pasear con más fluidez por la plaza Terán, del barrio porteño de Villa Real.

Su nieta le pide el colectivo

No obstante, lejos de conformarse la nena solicitó algo más. “Abuelo, todos los niños me piden subirse. Pero no tengo sitio. Fabricame un colectivo”, mencionó. Aunque aparentemente era algo imposible, Jorge admitió el reto y luego de 4 años y medio de trabajo, concluyó el colectivo más pequeño de la Línea 109.

Video del colectivo en movimiento

Como esta construido el colectivo

El mismo, tiene capacidad para 7 pasajeros, motor de Gilera, frenos de Fiat Duna y asientos de karting. El chasis y la carrocería fueron creados por Bocha y ha sido pintado y fileteado, como si fuera uno original. El mini-colectivo “Candela” luce la patente de la Gilera, pero no está autorizado para circular en la vía pública.

Donde esta el colectivo miniatura hoy

Candela creció y no conduce más su colectivo. Sin embargo Jorge se rehúsa a venderlo, pese a que recibió algunas ofertas. Ya hace ciertos meses, lo lleva todos los fin de semana a la Plaza Terán. “No tengo tarjeta Sube, sin embargo es más económico que una vuelta en calesita. Y, ciertos niños, aseguran que es más divertido además”, contó el propietario que hace las vueltas por propinas.

Comenta con Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.