Golosinas antiguas

Las golosinas antiguas y los niños modernos

Es un clásico que cuando hablamos de golosinas antiguas, recordemos siempre las Tita, las Manon, los bocaditos Kit-kat, los chicles Bazooka, los Adam, las bananitas Dolca, etc. Y es normal, porque fueron estas golosinas, las que acompañaron nuestra niñez y nos llevaron de la mano hasta la adolescencia

Muchas de esas que hoy llamamos golosinas antiguas, han desaparecido. Otras se han mantenido al paso con el progreso, rediseñando sus envoltorios y han llegado hasta hoy.

Pero hay que reconocer, que en general, muchas cosas han cambiado desde aquel entonces. El mundo ya no es el mismo y la vida que vivimos en nuestra infancia, hoy es muy diversa. Numerosas fabricas de golosinas se han debido adaptar a los múltiples cambios que nuestras sociedades han visto con el pasar de los años

Pero veamos, cuales son los motivos que han llevado a estas grandes compañías alimenticias a cambiar sus políticas de marketing y cuales sus cambios mas destacados. El motivo principal por el que muchas empresas de golosinas han cambiado, es para no sucumbir a los cambios del así llamado progreso

Empecemos diciendo que si bien las golosinas antiguas no contenían todos los conservantes y agregados químicos que contienen los alimentos en general, hoy en día. Y podríamos decir que eran un poco menos nocivas de las modernas, las costumbres alimentarias de nuestros padres y madres, no eran muy saludables

Por ejemplo, por aquellos tiempos, muchos padres estaban convencidos de que comer azúcar, fortalecería a sus niños. Hoy con Internet, existe mucha mas información al alcance de todos, y por ende, los padres modernos, saben que el azúcar es pernicioso para sus hijos pequeños.

Son numerosas las personas que en nuestros tiempos modernos, siguen una dieta saludable y practican ejercicio. La industria de las golosinas, ha debido adaptarse a estos y a otros cambios en el modo de vida de nuestra sociedad. Y como lo han hecho?

En primer lugar modernizando los paquetes en los cuales venden sus golosinas. Ahora la gráfica es mucho mas nítida y clara, y en casi todos los casos, los ingredientes que contienen los productos están indicados claramente. Como así también los ingredientes que no contienen.

Por ejemplo. Desde cuando se ha descubierto que el aceite de palma no es bueno para la salud, no se cuentan la fabricas de dulces y golosinas, que colocan en sus paquetes la frase: “no contiene aceite de palma”

En pocas palabras el mundo ha cambiado tomando conciencia de una alimentación y una vida mas saludable y las empresas que fabrican golosinas se han debido adaptar, para no sucumbir a estos grandes cambios epocales. Si te estas preguntando si las golosinas de hoy son mas saludables de las golosinas antiguas, la respuesta es, seguramente no, pero al menos desean parecerlo. Solo en este modo logran continuar sus ventas, a los niños y a los padres modernos

Comenta con Facebook